Lugares donde tener sexo

 

Que el sexo es una de las mejores cosas de las que podemos disfrutar en nuestra vida es algo que seguro que la mayoría de nosotros tenemos claro. Cualquier ocasión, momento o cualquier lugar puede ser el indicado para tener un momento íntimo con tu pareja. Sin embargo, hay ocasiones en las que nos podemos cansar de tener sexo en los mismos lugares como la cama o el coche en algunos casos en los que no se disponga de cama. Es por eso que debemos pensar en nuevos lugares en los que tener un momento íntimo con nuestra pareja para conseguir mantener encendida la llama de la pasión en todo momento y no caer en la temida rutina sexual. Uno de los lugares más comunes en los que poder mantener encuentros sexuales de alto contenido pasional e íntimo son los hoteles, un lugar que tiene sus propias ventajas y sus propias desventajas a la hora de tener sexo.

tener mejor sexo

La app de citas Twoo nos trae algunos consejos para que tengamos más éxito a la hora de disfrutar de nuestras relaciones con gente que acabamos de conocer, algo que muchas veces se complica.

Las ventajas y desventajas de tener sexo en un hotel

Tener sexo en un hotel es algo que puede darnos un gran número de ventajas pero también tiene algunas cosas en contra. El primer beneficio que tiene el hecho de tener un encuentro sexual en un hotel es la novedad que supone el lugar. Hacerlo en una habitación y en un lugar diferente al que estamos acostumbrados hace que se encienda la llama de la pasión gracias al aumento de dopamina en nuestro cuerpo, que es la sustancia química de nuestro cerebro que está vinculada al placer. Por ello, un encuentro de estas características puede resultar ser algo novedoso, romántico y pasional al mismo tiempo, una forma ideal para romper con la rutina sexual, hacerlo en un nuevo lugar y reencontrarnos con nuestra pareja. Y es que cuando asas una noche en un hotel con tu pareja solo tiene una única intención por lo que no es necesario hablar ni decir nada más. Solo importa el momento y la compañía.

Otra de las ventajas que tenemos cuando decidimos mantener relaciones sexuales en un hotel es que nos permite sacar, en algunas ocasiones, nuestro lado más salvaje. Y es que teniendo sexo en un hotel no será necesario cortarse si queremos gritar de placer ni a la hora de mover algún mueble o alguna silla para practicar nuevas cosas y nuevas posturas ya que aquí no habrá vecinos que nos llamen la atención.

Tener sexo en un hotel también tiene otras ventajas como es el hecho de tener sábanas limpias todos los días. Da igual que las manches con chocolate, que te acuestes mojada después de haber mantenido relaciones en la ducha o que os hayáis dado aceites corporales, que al día siguiente tendréis sábanas limpias en la cama. Por no mencionar el delicioso servicio de habitaciones que os puede servir una botella de champán, fresas, nata o chocolate o cualquier cosa que os apetezca para hacer de vuestra noche de pasión algo mágico.

En cuanto a las desventajas de tener sexo en un hotel, son muchas menos ya que solo podemos tener quejas acerca de los ruidos del exterior que pueden llegar y que no nos dejen dormir después de nuestra noche de pasión. También es cierto que hay algunos hoteles en los que las condiciones de limpieza no son las más óptimas por lo que mantener relaciones sexuales en uno de estos hoteles no resulta lo más cómodo del mundo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *