Archivos de la categoría Relaciones

como tener sexo en el agua

Cómo tener sexo en el agua

Después de hablar de los riesgos que puede tener el hecho de tener sexo debajo del agua, si aún sigue siendo tu fantasía sexual y tienes ganas de probar cosas nuevas con tu pareja, puedes seguir algunos de estos consejos para hacer que tu experiencia sexual en remojo sea sencillamente inolvidable.

Lo primero que debes tener en cuenta para mantener sexo debajo del agua es llevar a cabo una buena planificación del encuentro para que este resulte ser totalmente placentero para ambas partes. De esta forma, una de las cosas más importantes que se debe tener en cuenta con respecto a esa planificación es la protección para así evitar tener embarazos no deseados o contagiarse de una posible enfermedad de trasmisión sexual. Hay que tener en cuenta a este respecto que el agua en ocasiones puede causar daños en los preservativos, por lo que lo mejor es utilizar también otros métodos anticonceptivos alternativos por si éste fallara.

Otra de las cosas que se debe tener en cuenta para tener sexo en el agua es cuidar la lubricación femenina ya que al contrario de lo que en un principio podamos pensar acerca de que el agua ayuda a la lubricación, nada más lejos de la relación. Y es que el agua eliminará todo rastro de fluidos vaginales por lo que la lubricación natural desaparecerá prácticamente por completo en algunos casos. Es por eso que cuando se tiene una relación sexual en el agua de forma premeditada, lo mejor es utilizar algún lubricante artificial que ayude a facilitar la relación sexual. Eso sí, este lubricante debe ser preferiblemente de silicona que es el que tiene mayor resistencia al agua y el que por ende hará del sexo en el agua algo mucho más placentero.
Si al mantener sexo en el agua lo haces en una piscina, es necesario que tengas en cuenta la cantidad de cloro que tiene el agua ya que al tener mucha cantidad puede causar irritación en la zona vaginal, además de otros problemas más graves como la posibilidad de que aparezcan hongos en las zonas íntimas.
En el caso de que quieras tener sexo en el agua con tu pareja, uno de los mejores lugares para hacerlo es la bañera ya que ese tipo de agua suele estar libre de cloro. A este respecto se debe tener en cuenta que es necesario contar con algún tipo de superficie anti deslizante para evitar caídas, por lo que puedes probar a colocar una alfombra de caucho en el fondo. Además nunca está de más tener algún sitio para sujetarte. Eso sí, lo mejor para tener sexo en el agua, en este cao en una bañera, es no innovar demasiado en lo que a posturas se refiere y realizar las más comunes.
Por su parte, si lo que quieres es que tu sexo en el agua sea en el mar, debes tener en cuenta encontrar un lugar donde la corriente no sea demasiado fuerte para no ser arrastrados por la misma. Además también tienes que saber que la sal puede causar algunas molestias en la zona genital.

Lugares donde tener sexo

 

Que el sexo es una de las mejores cosas de las que podemos disfrutar en nuestra vida es algo que seguro que la mayoría de nosotros tenemos claro. Cualquier ocasión, momento o cualquier lugar puede ser el indicado para tener un momento íntimo con tu pareja. Sin embargo, hay ocasiones en las que nos podemos cansar de tener sexo en los mismos lugares como la cama o el coche en algunos casos en los que no se disponga de cama. Es por eso que debemos pensar en nuevos lugares en los que tener un momento íntimo con nuestra pareja para conseguir mantener encendida la llama de la pasión en todo momento y no caer en la temida rutina sexual. Uno de los lugares más comunes en los que poder mantener encuentros sexuales de alto contenido pasional e íntimo son los hoteles, un lugar que tiene sus propias ventajas y sus propias desventajas a la hora de tener sexo.

tener mejor sexo

La app de citas Twoo nos trae algunos consejos para que tengamos más éxito a la hora de disfrutar de nuestras relaciones con gente que acabamos de conocer, algo que muchas veces se complica.

Las ventajas y desventajas de tener sexo en un hotel

Tener sexo en un hotel es algo que puede darnos un gran número de ventajas pero también tiene algunas cosas en contra. El primer beneficio que tiene el hecho de tener un encuentro sexual en un hotel es la novedad que supone el lugar. Hacerlo en una habitación y en un lugar diferente al que estamos acostumbrados hace que se encienda la llama de la pasión gracias al aumento de dopamina en nuestro cuerpo, que es la sustancia química de nuestro cerebro que está vinculada al placer. Por ello, un encuentro de estas características puede resultar ser algo novedoso, romántico y pasional al mismo tiempo, una forma ideal para romper con la rutina sexual, hacerlo en un nuevo lugar y reencontrarnos con nuestra pareja. Y es que cuando asas una noche en un hotel con tu pareja solo tiene una única intención por lo que no es necesario hablar ni decir nada más. Solo importa el momento y la compañía.

Otra de las ventajas que tenemos cuando decidimos mantener relaciones sexuales en un hotel es que nos permite sacar, en algunas ocasiones, nuestro lado más salvaje. Y es que teniendo sexo en un hotel no será necesario cortarse si queremos gritar de placer ni a la hora de mover algún mueble o alguna silla para practicar nuevas cosas y nuevas posturas ya que aquí no habrá vecinos que nos llamen la atención.

Tener sexo en un hotel también tiene otras ventajas como es el hecho de tener sábanas limpias todos los días. Da igual que las manches con chocolate, que te acuestes mojada después de haber mantenido relaciones en la ducha o que os hayáis dado aceites corporales, que al día siguiente tendréis sábanas limpias en la cama. Por no mencionar el delicioso servicio de habitaciones que os puede servir una botella de champán, fresas, nata o chocolate o cualquier cosa que os apetezca para hacer de vuestra noche de pasión algo mágico.

En cuanto a las desventajas de tener sexo en un hotel, son muchas menos ya que solo podemos tener quejas acerca de los ruidos del exterior que pueden llegar y que no nos dejen dormir después de nuestra noche de pasión. También es cierto que hay algunos hoteles en los que las condiciones de limpieza no son las más óptimas por lo que mantener relaciones sexuales en uno de estos hoteles no resulta lo más cómodo del mundo.

Las 10 cosas que solo entiendes si no te gusta compartir cama para dormir

Los días son muy cortos. Te pasas la mayor parte del tiempo o trabajando o estudiando; el resto lo quieres para ti, para estar con tu pareja, con tu familia, amigos o ver una serie, leer o escuchar música. No obstante, cuando llega la hora de dormir, es tu momento. Son al rededor de las 12 de la noche y Morfeo llama a tu puerta. Le abres y lo besas; no quieres compartirlo con nadie más, es tuyo, de uso único y exclusivo de Doña Importante. Así que, decides que la mejor forma para dormir es quedarte sola con él sin que nadie te perturbe. Para ti, el sinónimo de descansar no es otro que dormir sola, porque sino, no consigues dormir. Te molesta todo y no eres capaz de conciliar el sueño, sino que, al revés, te pone todo de mala leche y te levantas de mal humor.

pareja en la cama

Qué mejor sensación que llegar a casa y ver cómo está el colchón blandito llamándote y diciéndote ‘te quiero’ ‘ven a por mi’. E incluso quieres estar sola para poder tocarte. Es tu momento. Disfrútalo. Por eso, si eres de esas personas que no soportan dormir acompañadas porque creen que ese es su máximo momento de relax e intimidad y es inquebrantable e inigualable, en este artículo seguro que te vas asentir muy identificada con la mayoría de los tips que te vamos a enumerar. No obstante, si eres como esas chicas que odian dormir acompañadas, aquí te traemos la lista de las 10 cosas que solo entiendes si no te gusta compartir cama para dormir:

1. Cuando una amiga o un amigo se queda a dormir en tu cama, aunque sea de matrimonio, no pegas ojo en toda la noche.

2. Si vienen a dormir a tu casa, antes que hacerles pasar por el mal trago de dormir en el sofá, como no te gusta dormir acompañada, prefieres dormir sola en el sofá fingiendo que te quedaste dormida viendo la tele.

pareja

3. Tu repertorio de excusas para no quedarte en casa de una chica (si eres una persona gay), de un chico (si eres hetero) o de ambos (si eres una persona bisexual), se agota.

4. Los dos son tus lados de la cama.

5. Salir con chicas o con chicos es tarea difícil para ti. Tu relación de amor es con la cama.

6. ara ti tener pareja es una tortura por tener que compartir cama.

7. Tu cama es un santuario y tus amigas y amigos no deben profanarlo.

8. No te da vergüenza tirar a una chica o a un chico con el que te hayas acostado de tu cama.

9. Sabes que cuando tu novia o novio se va de ella cama antes que tu, es tu momento de gloria.

10. Odias que te respiren en la cara al dormir y no entiendes como otras parejas pueden dormir abrazadas.